Cooper: El Universo de Alex en Madrid

Ocho y medio Club, 25 de Febrero, Madrid.

Es un verdadero placer ir a ver a una persona a la que admiras y a la que llevas más de veinte años siguiendo musicalmente; desde aquellos conciertos míticos con Los Flechazos de los que fui participe en mi juventud hasta su más reciente trayectoria la  que lleva defendiendo desde el 2000 con pulso firme bajo el nombre de Cooper. Y es que Alex Diez ha conseguido defender en el transcurso de este tiempo  una carrera musical repleta de actitud y sobre todo grandes canciones pop, en la que no ha habido ni un paso atrás.

Esta vez venia a presentar su última colección de canciones atemporales, “Mi Universo” otra vez en formato LP, después de un periodo largo en el que solo publicaba en formato single.

Lo primero que nos llamó la atención al acceder al recinto donde tendría lugar la actuación fue la gran capacidad que tiene la sala But, que el grupo consiguió casi llenar al completo. Para celebrarlo tuvieron un detalle bonito con  sus fans ya que  a todos se les regalo una copia en cd-single “Cortometraje”, un elemento que no se podrá obtener de otra forma, pasando a ser un objeto de colección de esos que tanto gustan a Alex, reconocido comprador de rarezas como queda patente en su libro, “ Club 45. 90 canciones de la Era pop para Mods y Jetsetters”.

Los de León nos tenían preparado un set list completo, en la que primaron la electricidad y los temas mas enérgicos de su repertorio, dando vida de esta forma a un concierto que debemos calificar como espectacular.

El grupo que acompaña a Alex es una bomba en directo, Mario Álvarez a la guitarra, Daniel Montero al bajo, y la contundencia a la batería del increíble Nacho García. De su mano tanto los temas nuevos, citaremos “Mi Universo” o “Cortometraje”, como los recuperados de anteriores trabajos “El Circulo Polar” o “En el Sofá”, adquieren una nueva dimensión, siendo ejecutados en directo a la perfección.

Un contento Alex dio las gracias al Atlético de Madrid por haberse clasificado en UEFA  y así haber hecho posible que su partido con el Barcelona se disputara al día siguiente. Para a renglón seguido atacar las composiciones que dan vida a su nuevo álbum. Ese fue el caso de “Saltos de Esquí”, que refleja el invierno en tierras leonesas, o “Primer Día”, acerca de la paternidad y los sentimientos que produce.

Según avanzaba el concierto Alex se fue sintiendo mas cómodo,  recuperando temas que hacia mucho que no tocaba en Madrid como “Cerca del Sol” o “El Sur”, correspondientes a trabajos previos como “Retrovisor” o “Aeropuerto”, respectivamente.

Sentimos la añoranza por la juventud en “Hyde Park”, o gritamos llenos de “Rabia” y hasta nos subimos a un “Rascacielos”, que recuperó de su primer Lp “Fonorama”, para gusto de sus fans más incondicionales, aquellos que le siguen desde primera hora.

Para los bises Alex se despojo de la chaqueta de su traje hecho a medida (como todo buen mod), para así poder saltar y disfrutar con “Cierra los Ojos”, o la sorprendente “New Life”,  trepidante versión de Depeche Mode.

“Esta canción se la dedico a los que tenemos ya algunos años”, dijo Alex antes de recordar a su grupo anterior Los Flechazos con “En tu Calle”, el que fuera primer single de “Alta fidelidad” testamento del grupo que vio la luz en el año 1996.

Para terminar por todo lo alto “Ola de calor”, “747” e “Imposible” fueron las encargadas de sonar como broche de oro perfecto y como forma de redondear  uno de los mejores conciertos que he visto de Cooper en nuestra ciudad, siendo plenamente consciente de que decir eso es mucho.

Tras finalizar la actuación, y no sin antes recibir el calor y las felicitaciones de los asistentes, la fiesta continúo con Alex a los platos pinchando sus viejos vinilos y haciendo bailar al personal que quiso continuar disfrutando del Universo de Alex en la noche madrileña.

Texto y fotos: Jorge Bravo Crespo “El Gurú”   
     
       

1 comentario:

Anónimo dijo...

La noche se prometia intensa y ya a las 9,15 haciamos fila para poder entrar en la Sala. Poco a poco fueron llegando todos, incluso los músicos, y los "poteros de noche" nos dejaron acceder a la entrega del single (bonito detalle). La música de inicio era y sonaba horrible, esta sala no esta adecuada para el sonido power de la banda, ni para "nuestros educados oidos".
Empieza el show, la elegancia se palpa en el escenario, sonido contundente y bien elegidas las buenas canciones de sus cuatro lps, ademas de las versiones de su banda anterior.Impresionate "new life" de los Depeche Mode, versión muy conseguida y diferente. Cooper ha crecido y se nota, las poses, la forma de actuar, el permitir el karaoke en la impagable "Cierra los ojos". Han madurado mucho, y este lp es el inicio de algo mejor que todavia esta por llegar(sin desmerecer las muy buenas canciones ya compuestas).
Estamos subidos en un carrusel que seguro nos llevará hacia el circulo polar.
Lo pasamos muy bien (a pesar del sonido)y esperamos nuevas entregas de todo, discos y conciertos.
Gracias