Biznaga: Cachorros salvajes

Sala El Sol, Madrid. Viernes, 12 de mayo del 2017

Por: Artemio Payá 

 Más que una crítica de un concierto al uso por parte de quien les escribe, les diré que se trata de una puesta en común por parte de tres colegas de las impresiones del colosal concierto que nos ofrecieron Biznaga . Después del mismo, mientras íbamos a apurar una última copa antes de volver a la cruda realidad hablábamos emocionados de lo que acabábamos de ver como si tuviéramos veinte años menos. Cierto es que había muchas ganas de presenciar la presentación capitalina del segundo disco de estos tipos, la rotunda confirmación de que lo que habían mostrado en su primer trabajo no era fruto de la casualidad y que no solo lo han igualado sino amplificado, mejorado y dotado de un magnífico sonido gracias probablemente a la sabia mano de Kaki Arkarazo. Teniendo en cuenta que han pasado varios meses desde que "Sentido del Espectáculo" esta en circulación y que en mi caso lo he escuchado con abrumadora recurrencia hacía que la predisposición fuera más que óptima. 

Así pues no defraudaron en absoluto y salieron al escenario de la Sala El Sol vestidos por un gran cartel que rezaba "Esto es un simulacro" pero no, estaba claro que no lo era. La cosa iba en serio y muy en serio y desde el primer momento comenzaron su artillería de himnos nihilistas con sus tres o cuatro frases lapidarias cada uno. Si el sonido acompañaba, la cosa iba a ir como la seda y desde el minuto uno se montó un enorme pogo con la gente coreando puño en alto canciones de todos sus trabajos: "Brigadas Enfadadas", "Jóvenes Ocultos", "Fiebre", "Héroes del no", "Nigredo", "Oficio de Tinieblas" o la joya de su EP "Adalides de la Nada". La cosa bajó un pelín con la aparición de Juana Chicharro, no por la calidad porque ésta canta de maravilla y se acopla perfectamente a su estilo sino por el desconcierto que supone por el contraste de oscuridad versus parodia . En cualquier caso fue todo un espejismo porque en la recta final volvieron al situacionismo y nos arrasaron con un tour de force compuesto por "Cachorros" ( su particular "no future") ,"Arte Bruto", "Máquinas Blandas", su hit "Una ciudad Cualquiera" para poner el colofón con "Mediocridad y Confort". Sin bises, ¿para que?. Así pues que los tres amigos que les contaba al principio salimos totalmente del revés de ver un concierto de unos chavales que con sólo dos discos han demostrado que lo tienen. Apabullantes.