Entrevista: La Banda Trapera del Río

"Estamos construyendo una sociedad de mierda, donde admiramos al ladrón y castigamos la honradez"

Por: Kepa Arbizu

Hay grupos que nacen en un momento histórico concreto, practican un género determinado y, con menor o mayor talento y suerte, quedan adscritos a ellos. Otras bandas, sin embargo, tienen la capacidad de inventar su propio sonido y, lo más importante, trasladar una manera de entender, y expresar, la realidad que queda registrada como única. Ahí es donde precisamente hay que encuadrar, por más que sobrados méritos propios, a La Banda Trapera del Río, una formación surgida durante la segunda mitad de los años setenta en los barrios obreros de Barcelona. Su música, alineada entre el punk y el rock más crudo y rabioso, mostró esa cara oculta, convertida en una pasarela de personajes y situaciones surgidas del lumpen, de una blanqueada Transición. Los fallecimientos que han acompañado su historia parecían empujarles a la extinción, pero los brotes -en forma de conciertos, libros o documentales- de los que durante los últimos años hemos sido espectadores, han germinado en una remesa de nuevas canciones bajo el título genérico de "Quemando el futuro". Una vez más, su apuesta retuerce la realidad y nos muestra la sociedad desde una perspectiva a la que difícilmente llega la luz ni los anuncios de colores. Estamos de enhorabuena por lo tanto con su presencia, revitalizando su habitual estilo y dispuestos a incomodar como en sus inicios. No podíamos dejar la ocasión de hablar con la banda, y nos ponemos en contacto con su guitarrista "Fosy Rock". Bienvenidos a las cloacas...

Han pasado más de veinte años desde vuestro anterior disco con material nuevo, ¿qué os ha empujado a meteros a grabar de nuevo ahora, ha tenido que ver las buenas experiencias de vuestra gira de 40 aniversario, el documental “Venid a las cloacas” o del libro “Escupidos de la boca de Dios”?

Fosy Rock: Estábamos muy a gusto después de la gira de nuestro cuarenta aniversario y la banda petaba de puta madre, así que vimos que era el momento ideal para hacer algo y no quedarnos enfrascados en el pasado, y por lo tanto decidimos tirar adelante.Vimos que salían cosas guapas y nos pusimos a ello. No queríamos acabar como una parodia de nosotros mismos, tocando siempre las mismas canciones y tirando del set list clásico. Renovarse o morir...¡y tocaba renovarse!

Después de tantos años sin grabar, las canciones que forman este nuevo disco, ¿pertenecen a una época reciente o son canciones que tenías guardadas durante todos estos años?

Fosy Rock: Son todas recientes, se trata de nuevas composiciones y nuevas letras.No hay ni siquiera un riff que fuera del Modes o algo así...Son todas de la formación actual. Morfi se puso a escribir las letras y son realmente actuales, aunque la temática, a veces, recuerde a tiempos pasados.

El sonido del disco siendo identificativo de la banda también se presenta contundente y fresco, ¿tenías claro que debíais sonar clásicos pero adaptados a este tiempo presente?

Fosy Rock: Teníamos claro que queríamos sonar a lo que somos ahora, y ahora mismo sonamos así de cañeros. Tenemos gente nueva en la banda y eso siempre da frescura.Teníamos que quitarnos la losa de los discos pasados y, sobre todo, porque las canciones las componían prácticamente entre Tio Modes y Juan Pulido.No queríamos imitar ninguno de los trabajos pasados porque eso sería ridículo. Así que nos juntamos y empezamos a hacer riffs, de ahí fueron saliendo canciones y Morfi se puso a tope con las letras...y nos convencía todo.

En la formación actual de la propia banda conviven generaciones distintas, desde los veteranos hasta hijos de esos veteranos, ¿cómo es dicha convivencia? ¿hay choques generacionales?

Fosy Rock: La verdad es que no se nota casi los años de diferencia. Hablamos de los mismos problemas y nos mueven las mismas preocupaciones, en general, así que nos adaptamos muy bien y hemos hecho una buena familia entre los cinco.Nos mueve mucho la música aunque seamos diferentes en gustos.En el escenario estamos todos a una y fuera nos reímos mucho, estamos bastante con la coña todo el rato, nos gusta hacer el idiota bastante.Lo estamos disfrutando todo lo que podemos.

Lo que sigue inamovible son los típicos personajes crudos, marginales, la vida del barrio.. ¿sigue siendo todo eso el alimento básico de vuestras canciones?

Fosy Rock: Evidentemente, no hay más que seguir yendo a los barrios un poco más desfavorecidos y ves el percal que hay. Siguen existiendo esas gentes que retrata Morfi en sus letras,el macarra de barrio, el perdedor,el traidor,la chula trapichera, etc...Es lo que ha conocido él y lo que mejor sabe retratar. Además La Trapera siempre ha sido de barrio, y eso es inevitable que se quede: puedes salir del barrio pero el barrio no puede salir de ti.

”El rey de la mugre” de hecho suena a reivindicación de los orígenes de ese mundo en el que surge y se desenvuelve La Trapera…

Fosy Rock: Si, el Rey de la Mugre habla de esos personajes que todavía deambulan en los barrios del extrarradio de las grandes ciudades.La Trapera siempre ha estado cómoda ahí,es su casa.Por un tiempo fuimos los reyes de eso (Risas).

Las canciones “Quemando el futuro” y sobre todo “No habrá paz” son las que hablan de forma más global de la sociedad, en las que se demuestra que os seguís cagando en ella..

Fosy Rock: ¡Como para no! Mira a tu alrededor como está el patio...Seguimos sin tener futuro, y cada vez el mundo va a peor. Estamos construyendo una sociedad de mierda, donde admiramos al ladrón y castigamos la honradez, vamos de sociales sin salir de casa, vamos de combativos hasta que nos quitan el facebook. Se intenta encender la mecha pero nadie hace por que explote.

Muchos seguidores de la Trapera pertenecen a generaciones posteriores a la época en que nació la banda, ¿qué crees que ofrece de especial La Trapera para seguir acumulando seguidores en la actualidad?

Fosy Rock: La Trapera es lo que es, sin tapujos y sin pretensiones, por eso gusta a la gente.Hoy en día sigue ofreciendo lo mismo, no engañamos a nadie, somos lo que somos. Además las letras,sobre todo las del primer disco, siguen siendo bastante actuales. Hay cosas que no han cambiado mucho,vale que en Cornellà ya no son las calles de barro y eso, pero la gente sigue alienada en su falsa comodidad, con sus hipotecas,sus súper móviles, sus BMWs, etc….Estamos todos controlados.

También ha cambiado mucho la forma de relacionarse los grupos y sus seguidores, existiendo ahora más cercanía y formas de interactuar, por redes, por web.. ¿cómo os habéis adaptado a todo ello?

Fosy Rock: Son herramientas que están ahí y hay que utilizarlas. No te puedes salir tanto del sistema porque desapareces.Las redes sociales te dan la oportunidad, efectivamente, de relacionarte con los seguidores de una manera mas cercana: te mandan mensajes, responden a tus comentarios, puedes colgar fotos y chorradas cuando estás de viaje en la furgo, o en el directo de una prueba de sonido...¡En realidad es la hostia todo eso!

¿Se vive a estas alturas de manera muy diferente, y en qué sentido, el hecho de pertenecer a una banda punk como ésta?


Fosy Rock: Se vive igual, pero ahora mas tranquilos (Risas). En realidad diría que  La Trapera no es una banda Punk, siempre se nos ha puesto esta etiqueta pero en verdad hacemos rock,con una actitud muy destroy en sus letras, eso sí, y es lo que ha hecho que se meta a la banda en el saco de ese género .Así que nosotros seguimos siendo los mismos rockeros con mala hostia que hemos sido siempre,un poco gamberros, eso también es verdad. Hoy en día nos portamos un poco mejor en general (Risas)

Sois una banda que tiene su origen en la conciencia de barrio, de clase trabajadora, ¿crees que eso marca, y ha marcado, definitivamente el carácter de la banda? Y ¿consideras que esa concienciación ya no existe?

Fosy Rock: Hay muy poca conciencia social en general.. En la primera época de La Trapera había muchas más manifestaciones de la lucha obrera y se peleaba más por derechos básicos.También se acababa de salir de la Dictadura y la gente tenía más ganas de luchar. Actualmente la gente está apoltronada y viven en sus móviles, es una pena. Parece que puede existir algo de conciencia, pero a la gente le quitas el facebook y el instagram y dejan de ser revolucionarios....

Siempre habéis tenido un discurso duro y crudo, ¿tenéis la sensación de que hoy en día es más minoritario incluso y que cuesta más encontrarse uno así que en vuestros inicios?

Fosy Rock: Yo creo que sigue habiendo muchos grupos con discursos muy duros y que además lo tienen más jodido. Mira los Soziedad Alkoholika o el de Def Con Dos, ¡¡que han sido prohibidos e incluso juzgados por sus letras!! Nosotros siempre hemos estado al límite, hoy en día puedes ser todo lo crudo que quieres pero hay mayores consecuencias.Antes como mucho te prohibían en la radio o te pagaban porque no tocaras….pero podías decir las cosas.

Cómo vais a afrontar los directos, ¿como un homenaje a la carrera de la banda o centrados e interesados por presentar las nuevas canciones?

Fosy Rock: Va a haber de todo,temas procedentes de todos los discos.Tocamos las canciones que más nos apetece sin fijarnos de qué trabajo procedan. Siempre interpretamos clásicos como “Venid a las cloacas”, “Curriqui de barrio”, “Ciutat Podrida”,  pero hay temas que nos molan mucho de otros discos como “A mi dosis” “Mentemblanco” o “Joven viejo”.Y de este nuevo tocamos unas cinco que son las que creemos que en directo funcionan mejor y nos motiva poder tocarlas.

¿Y hay futuro para La Banda Trapera, habrá más discos, o pensáis solo en el presente de momento..?

Fosy Rock: De momento estamos con este disco y hay que darle caña. Todo se andará...