Entrevista con Lüger

Si un buen día alguien se acerca a ti y mirándote seriamente a los ojos dice, “En España hay un grupo que hace música emparentada directamente con el krautrock y encima son buenos”, no le tomes por loco, no salgas corriendo para denunciarle ante las autoridades, ni intentes pellizcarte para comprobar si esas palabras son producto de tu imaginación. Ante ti se acaba de revelar algo que es absolutamente cierto, tan cierto como que en verano hace calor, que en invierno hace frío o que Lüger enganchan desde la primera escucha.

Lüger es simplemente un grupo distinto que ahora nos presenta su primer trabajo, quizás su principal característica sea esa. Esa descripción tan breve es la más correcta para hablar de ellos. En un momento en que se confunden grupos, en un país donde la herencia de lo mínimamente interesante, a nivel pop-rock alternativo, procede claramente de la “Pérfida Albión”, hablar de Lüger es mencionar a un grupo que ha decidido dar un paso al frente, en busca de una vuelta de tuerca que revolucione el panorama musical.

Porque si algo caracteriza a Lüger es que suenan a ellos mismos. De acuerdo, quizás no inventen nada, ya nadie lo hace, tampoco engañaremos al lector, sus referentes son claros. A nadie se le escapa su querencia por el krautrock – son admiradores de bandas cómo Neu!, Can o Kraftwerk- pero al menos ellos han decidido dejar de mirar en la misma dirección en que lo hacen muchos grupos contemporáneos suyos en el panorama nacional.

Más allá de las etiquetas, tan necesarias cómo estúpidas, lo que encontrarás si escuchas a Lüger es una banda de Rock Sideral. Se preguntará el lector, “¿Qué es eso?”, intentaremos dar una respuesta. Eso es algo que se meterá en tu cabeza de principio a fin, gracias a temazos cómo “Spotted introspective female”, tema instrumental que abre el disco, capaz de transportarte a un lisérgico viaje a través del cosmos. Con ella comienza nuestro paseo por otras galaxias sonoras, a través de la contundencia de “Swastika Sweetheart” -debe ser tremendo escuchar este tema en directo- o de la mano de temas cómo “Why Should I Care”, “Portrait of a Distant Look” o “La Fin absolue du Monde”, alguna de las canciones que aparece en el primer LP de Lüger.

Tras escuchar su trabajo quedamos encandilados por su propuesta; arriesgada, diferente, comprometida con unos “principios artísticos” y alejada de la corriente imperante. Después de conocer su trabajo, lo que proponen, sólo nos quedaba realizar una entrevista con ellos. Este es el resultado. Ante vosotros Lüger.


A priori llama la atención el hecho de ver que “Lüger” está formada por componentes en su mayoría de otras bandas –Jet Lag, Los Imposibles, The Awesome J'Haybers, Tres Delicias-.¿Cómo, Cuando y Dónde se forma el grupo?
Diego, Dani y Raúl llevaban algún tiempo quedando para tocar junto a otro guitarrista y teclista, sacando ratos libres de sus otros grupos (Steelwood y Jet Lag, Los Imposibles y The Awesome J’Haybers). Poco después, se unió Fernando (3 Delicias) y por último Mario, quedando conformada desde diciembre de 2008 la banda actual. Ante todo pirómanos (compradores compulsivos de discos en nuestro argot) y teníamos la necesidad de dar rienda suelta a esos otros gustos que nuestras perturbadas cabezas encerraban.

El hecho de formar una banda con referencias del rock progresivo alemán y la psicodelia, ¿responde a la necesidad de dar salida a unas influencias que en vuestros grupos de origen no tienen cabida?
No fue algo premeditado, sencillamente son estilos que siempre nos han atraído y en cierto modo era una oportunidad de hacer algo distinto de lo que ya hacíamos en nuestros grupos matrices, como bien dices.

El disco presenta unos referentes que a día de hoy no son los imperantes en el mercado -casi nadie admite querer sonar a Kraftwerk, Can, Neu!-. El mundo “cool” prefiere sonar a Franz Ferdinand, por citar un ejemplo. Personalmente creo que vuestro trabajo puede suponer un soplo de aire fresco para una escena que en ocasiones para mimética. ¿Cómo pensáis que puede ser recibido el disco por el público?¿Estarán preparados para lo que les planteáis?
No estamos de acuerdo. No queremos sonar tampoco a los grupos que mencionas, simplemente son un referente como mil más. Hoy en día, fuera y dentro de nuestras fronteras hay grupos moviéndose en nuestras mismas coordenadas, tan sólo hay que buscarlos. En cuanto a lo de ser "cool", nosotros somos más de botellín y torreznos.

Evidentemente una respuesta positiva del público es siempre grata pero desde un principio hemos tomado el proyecto con cierto carácter onanista, no vamos a hacer concesiones a nadie para intentar ganar más público o gustar más. Además creo que siempre hay y habrá gente con un mínimo de sensibilidad y curiosidad por nuestra propuesta musical.

En la redacción no podemos vanagloriarnos de ser expertos en “krautrock”. Nuestro conocimiento del mismo es más bien a nivel de “usuario” y no nos ha dado por investigar hasta ahora. Gran parte de la culpa la tiene vuestro trabajo. ¿Cuáles son los referentes musicales en que os habéis fijado a la hora de grabar este disco?
Los referentes son los que cada uno de los cinco miembros del grupo trae de su bagaje. Nos pasamos el día hablando de música mientras compartimos el bocadillo en el recreo y dar nombres concretos es limitar, cosa que en Lüger evitamos. Dependiendo de quien lo escuche, encontrará similitudes con una u otras bandas, que muchas veces ni conocemos. De todas formas sería un placer que nos invitaseis a vuestra oficina a dar una conferencia sobre el kraut siempre que haya un par de botellas de pacharán fresquito esperando.

Diez canciones que son un paseo por el krautrock, la psicodelía, Space rock y la música ambiental. Canciones con letra, temas instrumentales, títulos en inglés, francés y alemán. ¿Hubo muchos quebraderos de cabeza hasta dotar de cohesión al disco?
No, simplemente este disco es el resultado de las canciones acumuladas en este año y medio de vida del grupo. Tampoco pretendíamos hacer una ópera-kraut. Los títulos vienen de referencias fílmicas y nos gusta jugar con frases absurdas, ya sea en gabacho, en rumano o en mallorquín.

Hablando del disco me han sorprendido varias cosas. Considero que es un álbum potentísimo, de esos que pones para escuchar del tirón.-Hay discos de los cuales descartas canciones, para solo escuchas los hits-. Sin embargo, en vuestro trabajo veo una necesidad de ser escuchado de cabo a rabo. No es la única manera de degustarlo, pero quizás si de entenderlo. ¿Estáis de acuerdo?
Estamos de acuerdo en que no hay canciones de relleno y el orden del disco está muy pensado independientemente de la comercialidad, cosa que puedes observar al poner el primer tema, que no es especialmente digerible a nivel estilístico y de minutaje.

Habéis trabajo con Paco Loco, en la producción y mezcla del disco. Habéis hecho todo en un día y medio tocando los temas en directo. ¿Cómo os ha dado tiempo?. Suponemos que las canciones las llevabais más que preparadas.
Nuestro fuerte es el directo y así queremos que sea. Era inconcebible grabar el disco de otra manera. Íbamos muy bien ensayados, aseados y madrugábamos con disciplina teutona; como dijo una vez Paco Loco, el tiempo necesario para grabar un disco lo marca la panoja de la que dispongas.

¿Hasta que punto ha influido Paco en el resultado final del disco? ¿Qué os ha aportado?
Nos ha transmitido su profesionalidad y su maravilloso equipo vintage, así como su capacidad de controlar a 5 zorros en un gallinero. Siempre sabe aportar pequeños detalles que hacen que los temas ganen en sonoridad sin cambiar el espíritu original de los mismos.

Canciones cómo, Why Should I Care o Portrait of a distant look. Son de lo mejorcito que he escuchado últimamente. Temas cañeros que se alejan de los ritmos imperante, además conviven junto a otros temas ambientales –Die Soone muss untergehen- que son más cercanos a gente cómo Brian Eno. Todo eso trasladado al directo debe ser un espectáculo. ¿Cómo se lo monta “Lüger” en directo?
Como si escuchases el disco metido en un microondas gigante a pilas situado en una trinchera, a la par que devoras con ansia una Pantera Rosa tras dos días sin comer más que pescado cocido sin sal en un manicomio de Canfranc (Huesca).

¿Qué se encontraran todos aquellos que acudan a vuestro próximo concierto en “El Sol”?
Gente limpia, con estudios, portero químico y algún que otro gorila mileurista recién llegado por Bluetooth de las selvas de Sumatra.

Por cierto una curiosidad…¿Tenéis una “Lüger” en casa?. Espero que no la utilicéis en mí contra tras esta entrevista. (Risas)
No nos gusta hablar de lo que tenemos en casa porque no todo es legal pero que nosotros sepamos las únicas pistolas que tenemos son las de la Nintendo para jugar al "Duck Hunt".
Ha sido un placer y gracias por tu paciencia con nuestro araucano humor.

Muchas gracias por vuestra paciencia chicos.

Para escuchar a Lüger os dejamos este enlace a su Bandcamp

Por Javier González
Fotos Cristina García Esteban

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena banda! Si señor...

neironairo dijo...

super banda!!!