La M.O.D.A.: “La primavera del invierno”

Por: Kepa Arbizu

Hay una capacidad que pasa por ser para los músicos, y por extensión para cualquier creador, realmente indispensable, no es otra que la de lograr construir un sonido totalmente reconocible. Los burgaleses La M.O.D.A., al margen de consideraciones posteriores, son poseedores de esa cualidad; su peculiar forma de manejar un folk country con aires celtas y cierta actitud punk, conforman unas señas de identidad realmente originales. 

Su nuevo disco, La primavera del invierno, mantiene esas mismas coordenadas. Continuador en líneas generales de su exitoso anterior trabajo, ¿Quién nos va a salvar?, también contiene algunos matices que se pueden observar. En estas composiciones nos encontramos, ya sea tanto en lo musical como en sus textos, otra de las características reseñables del grupo, con un mayor empeño en trabajarlas de forma más pormenorizada. Menos inmediatas y pegadizas quizás en un primer momento pero más pendientes de los detalles. También es palpable, y de alguna manera derivado de lo comentado, un tono más íntimo y oscuro a la hora de afrontar su música. 

Van Morrison:“Duets: Re-working the Catalogue”

Por: Sandra Sánchez
El genio de Belfast vuelve a estar en el punto de mira. Lanza su nuevo disco de estudio, el 35 de su carrera, junto a algunos de sus artistas favoritos. Confieso que al oír hablar de duetos de entrada me echo a temblar, porque el resultado suele ser, como mínimo, irregular. 

Y sí, éste también es el caso. En Duets, Morrison ha decidido rescatar algunas de sus canciones (tiene más de 350 publicadas) menos conocidas, desde 1970 hasta 2012 y darles un nuevo aire para volver a presentárselas a su público. Todo un reto convertirlo en éxito.

Ingredientes a favor. Bastantes y de peso. Entre ellos la compañía de unos artistas incontestables, que van desde Steve Winwood a Bobby Womack, pasando por Natalie Cole, George Benson, Joss Stone o Taj Mahal. Este último cierra el álbum con How Can a Poor Boy? un blues de libro, redondo y fantástico, que destaca a mi juicio entre el resto de temas. 

Islandia Nunca Quema: “Applause”

Por: Txema Mañeru

El sello Philatelia Records ha estado vinculado al crecimiento artístico del cuarteto catalán Islandia Nunca Quema desde sus inicios. Ellos editaron su single inicial en vinilo de 7”, hace 3 años. The Wrong Parade era su título y dicho tema era una maravilla de melodía que combinaba la oscuridad de Joy Division con cierto aire country. La cara B, Pile of Junk, también combinaba sonidos de raíces americanos pasado por un tamiz británico de la cool wave. Ya se palpaba su devoción por el sonido característico de sellos como Sarah Records o Postcard. El año pasado publicaron también otro single en formato digital, pero por fin ha llegado su gran momento con un pedazo de LP, con edición exclusiva en vinilo y titulado Applause (Philatelia Records) y no tenemos más que brindarles ese merecido y ganado aplauso. Ya puedes correr a www.philateliarecords.com si no quieres quedarte sin tu copia. 

Loquillo & Nu Niles: “Código Rocker”

Por: Javier González/javi@elgiradiscos.com

Loquillo ha decidido activar el Código Rocker en su nuevo disco, para ello se ha rodeado de unas las mejores bandas del panorama rockabilly estatal de los últimos años como son sus paisanos barceloneses de Nu Niles, la banda formada por Mario Cobo, Iván Kovacevic y Blas Picón, quienes a pesar de encontrarse en un “período de excedencia voluntario” respondieron de manera afirmativa a la hora de acompañar al Loco en ésta sorprendente vuelta de tuerca a su carrera. 

Un trabajo totalmente inesperado para los seguidores del artista del Clot que en su interior encierra muchas connotaciones realmente interesantes. Entre ellas la de unir a dos generaciones de rockers de la misma ciudad en un único álbum; un álbum de aspecto y sabor vintage, pero con la miras puestas en dotar de vigencia y actualidad a unas canciones que ahora adquieren una nueva dimensión.

Luis Brea y el miedo

Por: María Ballesteros 

El don de relatar con elocuencia los sentimientos está al alcance de unos pocos. Luis Brea es uno de esos artistas capaces de hacerlo. Lo ha demostrado, de nuevo, en su segundo disco Luis Brea y el miedo

Narrar con maestría el costumbrismo es una liga en la que sólo juegan quienes observan con atención e ingenio lo que pasa en su entorno. Sentirse un perdedor, afrontar la resaca con dignidad, recordar los buenos momentos vividos en festivales de música, divertirse con los amigos y entusiasmarse con las canciones que han ilustrado momentos clave en la vida son algunas de las temáticas que se abordan en uno de los mejores discos nacionales que, probablemente, nos dé el presente año.